Home Historia Análisis y Publicaciones
Coyuntura
  Organizaciones sociales cuestionan al gobierno español su postura frente al caso de Honduras
 

 

México, D.F. a 9 de abril de 2010

Por. Sergio Ramírez Zúñiga/Prensa-RMALC (RED MEXICANA DE ACCION FRENTE AL LIBRE COMERCIO)

Los súbditos del Rey Juan Carlos creen todavía que estamos en los tiempos de la conquista y, con ese criterio, personal de la Embajada de España quiso impedir la entrega de una Carta en la que organizaciones sociales de Europa, América Latina y México, cuestionan el reconocimiento que el gobierno español hizo a favor de Porfirio Lobo Sosa, quien fue electo Presidente de Honduras en un proceso fraudulento orquestado por militares golpistas.

Los hechos se registraron esta mañana afuera de la representación española en la calle de Galileo, número 114, colonia Polanco. Ahí el personal de seguridad de la Embajada habría violado el principio diplomático de territorialidad pues exigía que los comisionados para entregar la carta desalojaran la banqueta (que es vía pública), argumentando precisamente que “eso era territorio español”.

Valdría la pena que la Secretaría de Relaciones Exteriores actúe al respecto, más aún cuando desde el gobierno de Calderón están muy ocupados en celebrar el Bicentenario de la Independencia. ¿Dónde está la soberanía territorial ?

Así las cosas y desde las escaleras, primero apareció un fornido elemento de seguridad que hizo gala de prepotencia y encaró a la Comisión, integrada por ocho miembros, que solicitaba una audiencia con el Embajador Manuel Alabart Fernández Cavada, para entregarle la Carta.

En tono drástico y amenazante el uniformado, que se negó a identificar argumentando solamente que era “policía”, advertía que no dejaría pasar a ninguno de los miembros de la Comisión y que el Embajador no tenía tiempo. Inclusive activó un radio comunicador por el cual solicitó apoyo, e insistía que desalojaran la banqueta. En la acera de enfrente estaban “pendientes” dos elementos de Seguridad Pública del Distrito Federal

Minutos después salió otro uniformado quien dijo ser el Jefe de Seguridad de la Embajada, acompañado de otra persona. Como en el primer caso, este uniformado también se negó a atender la solicitud de la Comisión y tras una breve discusión dijo que él recibiría la Carta, cuyo texto debía leer para saber de qué se trataba. Para esto, los uniformados de Seguridad Pública del Distrito Federal se colocaron detrás de la Comisión.

Finalmente, la Comisión entregó original y copia de la Carta al Jefe de Seguridad en cuestión y éste, después de leer rápidamente el texto, penetró a la Embajada para luego salir con la copia sellada con la leyenda EMBAJADA DE ESPAÑA-CONTROLADO SEGURIDAD, y con letra manuscrita 09-04-2010. “Recibí Copia. Jefe Seguridad”, al tiempo que la compañera Xóchitl daba lectura al texto en voz alta ante un sinnúmero de personas que hacían fila para tramitar visas.

Con respecto a la Carta de referencia, ésta va dirigida a José Luis Rodríguez Zapatero, en su calidad de Presidente del Gobierno Español y de la Presidencia Española de la Unión Europea.

En ese texto firmada por redes internacionales de la sociedad civil, de cooperación y derechos humanos, éstas expresan su preocupación por la invitación que el gobierno español hizo a Porfirio Lobo Sosa (Presidente de Honduras), para participar en la VI Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea, América Latina y El Caribe, que tendrá lugar en Madrid en mayo próximo.

Como lo hemos manifestado en reiteradas ocasiones, señala el texto, creemos que el traspaso de poder al señor Porfirio Lobo Sosa no solucionó el profundo conflicto democrático que afronta el gobierno de Honduras, desde el golpe de estado perpetrado el 28 de junio de 2009.

“El reconocimiento rápido del gobierno de Honduras por parte de la comunidad internacional, es un pésimo precedente para Latinoamérica –región que celebra dos siglos de independencia, de construcción de democracia- y que creía ya superado el fantasma de los golpes de estado”.

La Carta contiene diez consideraciones básicas, una de las cuales advierte que Lobo Sosa fue electo en un proceso electoral no reconocido por la comunidad internacional y viciado por la militarización de Honduras, así como las limitaciones a las libertades fundamentales y bajo la perpetración del crimen, de persecución política desde el golpe de estado mismo.

Por lo anterior y en resumen, las redes internacionales de la sociedad civil insisten ante la Presidencia Española de la Unión Europea para que se cancele la invitación otorgada a Porfirio Lobo Sosa, para participar en la VI Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno en mayo próximo, en Madrid.



 
     
     
     
     
 
Enlazando Alternativas | Red Birregional UE - ALC | 2007
Resolución mínima recomendada: 800 x 600 ppp
Espacio Privado