Home Historia Análisis y Publicaciones
Tratados de Libre Comercio UE-ALC
  Comisión Europea sin mandato para negociar con Colombia y Perú
   

Helmuth Markov. Diputado europeo, Presidente de la Comisión del Comercio internacional del Parlamento Europeo

La Comisión europea no tiene mandato para romper la Comunidad Andina de Naciones, ni para imponer un formato único de negociaciones comerciales

El diputado Helmuth Markov, Presidente de la Comisión del Comercio internacional del Parlamento Europeo considera inaceptable las recientes declaraciones de la Comisaria Europea Benita Ferrero-Waldner quien, el martes pasado, propuso negociar Acuerdos comerciales con Colombia y Perú, excluyendo a los demás países, y provocando así una ruptura de facto de la Comunidad Andina de Naciones.

Desde hace décadas la Unión Europea negocia con bloques de países, y no con países por separado, con el fin de fomentar la integración regional. El Parlamento se ha pronunciado de forma unánime a favor del respeto de este principio. Seria lamentable que esta Comisión deje como legado el abandono de este principio, y la ruptura de la Comunidad Andina de Naciones, cuya integración ha sido apoyada por la Unión Europea desde su inicio.

Resulta además incomprensible que la Unión Europea dé prioridad a la negociación con países como Colombia, donde las violaciones de los derechos humanos son masivas y constantes, -en particular por los asesinatos y las desapariciones de miles de sindicalistas e indígenas. Esto supondría quitarle todavía más credibilidad a la cláusula de derechos humanos.

El Gobierno de Bolivia, como los demás, siempre ha demostrado su interés por negociar con la UE un acuerdo de asociación, con sus tres capítulos. El capitulo del comercio es el único de los tres que presenta ciertas dificultades, como es entendible tratándose de una región donde el establecimiento de zonas de libre comercio con los Estados Unidos o con la Unión Europea enfrenta el rechazo de amplios sectores de la población, ya empobrecidos por la aplicación de las políticas neoliberales durante dos décadas.

Seria conveniente que la recién llegada Comisaria de Comercio, Catherine Ashton, tenga la oportunidad de proponer, -y de discutir con el Parlamento Europeo-, un formato de negociaciones comerciales nuevo, adaptado a la realidad de estos diversos países, y que tome en cuenta la crisis económica actual que impone no aferrarse a dogmas.

El acceso de las empresas europeas a los mercados y a los recursos naturales de la región andina no puede tener como precio la ruptura de la CAN o provocar disturbios sociales. La Unión Europea tiene la obligación de mostrar una flexibilidad suficiente para negociar acuerdos comerciales que tengan en consideración las voces de los sectores más pobres y permitan reforzar la unidad regional.

Contacto : www.guengl.eu



 
     
     
     
     
 
Enlazando Alternativas | Red Birregional UE - ALC | 2007
Resolución mínima recomendada: 800 x 600 ppp
Espacio Privado